¿Cómo afecta tu salud disfrutar de un entorno verde?

Entre los factores de riesgo vinculados a las enfermedades no transmisibles (entre ellas el cáncer, las enfermedades cardiovasculares, respiratorias crónicas, la diabetes y los trastornos mentales y neurológicos) está la exposición a la contaminación atmosférica y la inactividad física.



Las zonas verdes urbanas ofrecen grandes oportunidades para el cambio positivo y el desarrollo sostenible de nuestras ciudades. Los espacios verdes públicos accesibles para caminar, circular en bicicleta, jugar y realizar otras actividades al aire libre son una muy buena opción para estar en contacto con la naturaleza, practicar ejercicio y sumar bienestar.


Cuando ingresas a un área verde, como un bosque o un parque, tu pulso baja, puedes respirar más libremente, la tensión y el estrés desaparecen.


La naturaleza tiene una influencia positiva en la salud, nos pone en armonía con nosotros mismos, experimentamos aprecio y relajación. Esto nos muestra una vez más la importancia de la naturaleza para nuestras vidas.


Tres razones por las que nos sentimos tan cómodos al aire libre en la naturaleza:

  1. Los sonidos naturales reducen el nivel de estrés.

  2. La luz solar fortalece el sistema inmunológico.

  3. Permanecer al aire libre aumenta la autoestima.


Elegí una vida en verde.