¿Cómo motivar a un niño a practicar ejercicio?

El aprendizaje mediante el juego contrtibuye a la satisfacción y el autocontrol. Se fomentan las habilidades sociales, la resolución de conflictos, las habilidades comunicativas y aumenta la motivación y la responsabilidad.


Por ello es recomendable que incorporen el hábito desde pequeños, disfrutar y compartir de la actividad física cómo un juego y no cómo un esfuerzo. Es importante que adquieran el hábito para poder sostenerlo en el tiempo para llegar a ser adultos saludables.



Por donde empezar? Planear alguna actividad para los fines de semana en familia, paseos en bicicleta, jugar a la pelota, pasear en monopatín, son algunas de las tantas actividades que podemos compartir.


Para tener en cuenta:

  • Escoge actividades acordes a su desarrollo madurativo, de acuerdo con su edad y con sus gustos. Presta atención a lo que tu hijo quiere. No todos los niños aman los mismos deportes, ten en cuenta su personalidad. En lo posible procura estar en la naturaleza. Elige lugares que combinen ejercicio con aprendizaje.

  • Proponle hacer deporte juntos, fomentando una actitud positiva hacia la actividad física, entendiendo que sea un disfrute y un beneficio para su crecimiento. Esto ayudará a reducir el tiempo en los dispositivos y aumentará los lazos familiares.

  • No exageres, cuida el nivel de competitividad, a edades tempranas siempre es recomendable que sea por diversión, bajo ningún concepto le grites o destrates. Muchos padres o tutores trasladan su comportamiento negativo a la hora de competir siendo una actitud muy contraproducente para el niño, incluso han dejado de practicar deportes por lo mal que sus tutores los hacen sentir.

Recuerda que tus hijos seguirán tu ejemplo, y aán estás a tiempo de compartir un estilo de vida saludable, se requiere decisión acción y constancia.