top of page

¿Qué es la carne carbono neutral?

Hace un tiempo se empezó a escuchar en las noticias que Uruguay obtuvo certificación de carne carbono neutral para exportación, siendo pionera en Sudamérica. Pero, ¿qué significa que la carne sea carbono neutral? Este concepto se relaciona con las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) durante la producción, que se conoce como huella de carbono.



La huella de carbono de un producto es una medida que evalúa la cantidad total de emisiones de GEI asociadas con la producción, distribución, uso y destino final de ese producto. Estas emisiones incluyen dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), y se expresan en unidades de dióxido de carbono equivalente (CO2e) para facilitar la comparación entre diferentes GEI. El objetivo de esta medición es comprender y cuantificar el impacto ambiental del producto en términos de emisiones de GEI para poder tomar decisiones más sostenibles y reducir esas emisiones.


El mercado muestra que cada vez más los consumidores incorporan criterios ambientales en sus decisiones de compra. La ganadería tiene un rol en las emisiones de GEI, el 98% de las emisiones de metano de los bovinos son causadas por la fermentación entérica durante el proceso de rumiación. Además, las deposiciones (orina y estiércol) en las pasturas generan emisiones de óxido nitroso y metano. El metano y el óxido nitroso son gases de efecto invernadero muy potentes, con potenciales de calentamiento global (PCG) de 25 y 310 respectivamente. El PCG es una medida que se utiliza para comparar el impacto de diferentes GEI en el calentamiento global durante un período de tiempo específico, generalmente 100 años.


La Certificación de Carne Carbono Neutral se presenta como una solución que puede garantizar al consumidor de carne que las emisiones de cada kilo que consuma serán compensadas. Con sistemas de ganadería que integren en un mismo establecimiento la producción sostenible de ganado, pasturas y árboles. Una solución natural basada en plantar árboles en las parcelas destinadas al pastoreo, sin desplazar a la ganadería. Así, el carbono que secuestra el componente arbóreo durante su crecimiento compensa las emisiones de metano del ganado. Además, dependiendo de cómo se manejen las pasturas debajo de los árboles, también se podrá capturar carbono en los suelos, incrementando los niveles de compensación de emisiones. A esto se suma que los árboles generan microclimas que favorecen el bienestar animal, protegen el suelo y conservan el agua.


El proceso de recopilación de datos (inventario de emisiones) para calcular la huella de carbono consiste en contar las toneladas de carbono de cada etapa del proceso, las que se emiten y las que se capturan. Luego viene un organismo validador y verificador de huella en el producto, que en una auditoría independiente verifica y valida que el inventario que se realizó es correcto y se ajusta a los estándares internacionales. En Uruguay, LSQA cuenta con un programa de verificación de huella de carbono en producto para las etapas iniciales de la producción de carne, que se basa en estándares internacionales ISO, reglas de categoría producto, y las Directrices del IPCC (Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático).


Ya son 5 empresas uruguayas que han obtenido la certificación de carbono neutral. Un producto carbono neutral no solo acompañaría las tendencias de consumo, sino que pone de manifiesto los sistemas de producción sustentables que se desarrollan en Uruguay, una característica distintiva del país.


Bioq. Inés Tiscornia

Comments


bottom of page