top of page

Administración del hogar

Actualizado: 5 abr

Para un mundo rápido y agitado como el que vivimos, diseñamos una guía de administración para el hogar que te ayudará a gestionar el dinero, el tiempo y la energía y así lograr un bienestar general sostenible, más responsable y saludable. Pensamos que, en un proceso gradual, las herramientas que son incluidas en esta guía pueden facilitarte un mejor manejo de los recursos materiales, del tiempo y de la energía.



Administrar es la actividad planeada para gestionar los recursos (materiales y humanos) para satisfacer un objetivo concreto y disfrutar de lo que ya tenemos. Administras tu hogar cuando utilizas los recursos que tienes para obtener resultados personales y/o familiares. Los recursos pueden ser habilidades, destrezas, conocimiento y también los económicos que puedes recibir de aportes laborales, créditos, bienes y de la previsión social.


Una buena administración te ayudará a fijar los objetivos que quieres alcanzar para lograr una vida más plena. Para esto debes conocer los recursos que tienes para poder fijarte metas y poder hacer una buena administración, ya sea personal o familiar. Las metas podrán ser a corto, mediano o largo plazo según su importancia y cómo intervienen en la vida. En síntesis, administrar es la capacidad de hacer que las cosas sucedan y no dejar que sucedan solas.


METAS

Las metas son los fines para realizar determinada acción. Pueden ser de largo, mediano y corto plazo. • Largo plazo (casi permanentes): tener una vida feliz. • Mediano plazo (son los medios para llegar a las de largo plazo): lograr objetivos afectivos y familiares; por ejemplo, formar una familia, culminar los estudios, acceder a la vivienda propia, etc. • Corto plazo (son las más sencillas, pues son un fin en sí mismo): reunirse con amigos o con la familia, leer un libro, ir al cine, etc. La administración es una serie de pasos sucesivos que se interrelacionan para realizar una actividad y así lograr objetivos. En la vida cotidiana, siempre aplicamos el proceso administrativo, aunque no nos demos cuenta de que lo estamos haciendo.


PROCESO

1. Planear para lograr metas.

2. Organizar para realizarlas de la mejor forma.

3. Ejecutar.

4. Evaluar el resultado según las metas propuestas.

TOMAR DECISIONES

Para aplicar el proceso administrativo se deben tomar deci - siones constantemente. Tomas una decisión cuando eliges un curso de acción entre varias alternativas a un problema. 1 IDENTIFICAR EL PROBLEMA Sabes que estás ante un problema cuando algo que no debería suceder está aconteciendo o no sucede algo que sí debería hacerlo. 2 RECOLECTAR Y ANALIZAR LA INFORMACIÓN DISPONIBLE Te debes preguntar cuándo y dónde se presentó el problema. También, cuándo comenzó y con qué frecuencia se presentó. 3 IDENTIFICAR LA CAUSA DEL PROBLEMA Identificas la razón de un problema al ejecutar el proceso administrativo. Si este no se concreta, se debe a que el problema no está delimitado. 4 BUSCAR ACCIONES PARA MEJORAR En cada uno de estos cuatro pasos estarás aplicando el proceso administrativo, aunque no te des cuenta de ello.

En todas las etapas deberás buscar información y analizar aspectos positivos y negativos de cada una de las opciones. Ejemplo práctico: 1. Identificar el problema. Se rompió la heladera. Objetivo: Tener una heladera funcionando nuevamente. 2. Recolectar y analizar información disponible. Ver cuáles son las posibles soluciones a este problema. Deberás analizar lo positivo de cada una de estas: reparar la heladera rota, comprar una nueva o usada, hacer uso de una en préstamo. 3. Ejecutar. Seleccionar cuál parece la mejor. 4. Evaluar. En este ejemplo, se podrá aplicar el último paso luego de transcurrido un tiempo para que la evaluación sea eficiente.

PREGUNTAS Y POSIBLES SOLUCIONES:

Reparar la heladera: ¿es una heladera nueva o tiene ya muchos años? ¿Vale la pena repararla? ¿Cuál es el costo? ¿Tiene garantía? ¿Por cuánto se extiende? ¿Tiene buen servicio técnico? Comprar una heladera nueva o usada: ¿cuál es el costo? ¿Dispongo de ese dinero? ¿Tendré que solicitar un préstamo? ¿Cuál es el interés? Si la compro con tarjeta de crédito, ¿puede ser en cuotas? ¿En cuántas? ¿Tiene recargo? Si es así, ¿cuánto es el recargo? Hacer uso de una heladera en préstamo: ¿cuánto tiempo la podré usar? ¿Es una heladera con mucho uso? ¿Está en buen estado? Una vez tomada la decisión, hazlo con seguridad pues la investigación y el análisis ya fueron realizados. Un problema bien definido es un problema casi resuelto.


Administracion del hogar
.pdf
Download PDF • 1.30MB

bottom of page