top of page

El huevo: bueno, bonito y barato

Durante muchos años el huevo ha tenido mala prensa, pero la evidencia científica actual apunta a que eso es tan solo un mito.


El huevo es un alimento muy nutritivo. Tanto en la clara como en la yema es rico en proteínas de excelente calidad, son de fácil digestión y contienen los 9 aminoácidos esenciales que el cuerpo necesita obtener de los alimentos para producir sus propias proteínas, como las que utiliza para el crecimiento, el mantenimiento de células y tejidos, y la producción de enzimas, hormonas y anticuerpos.



Con sólo 70 calorías por unidad, el huevo aporta una alta concentración de nutrientes como proteínas, grasas de buena calidad, vitaminas, minerales y antioxidantes, y es bajo en carbohidratos. Por todo esto, se recomienda como parte de una alimentación variada y equilibrada a la población general y es especialmente relevante en la alimentación de embarazadas, niños, adolescentes, ancianos, personas que desean bajar de peso y vegetarianas.


Frecuentemente surge la pregunta: ¿y los huevos son malos para el colesterol?

Se ha visto que el consumo de colesterol alimentario (como el contenido en la yema de huevo) no está ligado a un aumento importante del colesterol LDL o “malo” en sangre. Lo que mayor impacto tiene sobre el colesterol sanguíneo es el consumo de grasas saturadas y grasas trans. Algunos estudios sugieren que esto no sería así en el caso de personas diabéticas, pero se necesita investigar más al respecto para conocer la relación exacta entre los huevos, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.


A nivel nacional e internacional, se recomienda un consumo de 3 a 4 huevos enteros en la semana para la mayoría de las personas.


Los huevos tienen grasas de buena calidad, mayor cantidad de ácidos grasos mono y poliinsaturados que ácidos grasos saturados, y se encuentran todos en la yema.


También son ricos en vitaminas, sobre todo en la yema. Son una fuente apreciable de vitaminas A, D (uno de los pocos alimentos que tiene esta vitamina de forma natural), E, K, y vitaminas del complejo B, dentro de las cuales se destaca la vitamina B12, nutriente crítico en personas vegetarianas.



Asimismo, aportan varios minerales dentro de los cuales se destaca el hierro, y otros en pequeñas cantidades como selenio y zinc.


Contienen luteína y zeaxantina, dos antioxidantes que pueden proteger y prevenir las cataratas y la degeneración macular, y colina, esencial para el desarrollo del sistema nervioso, que contribuye a mejorar la memoria.


Los huevos, por lo tanto, son alimentos de alto valor nutritivo, sabrosos, muy versátiles en la cocina, fáciles de preparar, y con una buena relación calidad precio. ¡Sumá huevos a tu alimentación semana a semana y aprovechá todos sus beneficios!


Lic. Elizabeth Barcia

Comments


bottom of page