top of page

$1.182 millones de ahorro para los socios

En 2021 los socios de FUCAC ahorraron 1.182 millones de pesos en intereses y cargos al operar con FUCAC y no con financieras o bancos privados.


Las entidades cooperativas y de la economía social que actúan en el sistema financiero se presentan como instituciones diferentes a una banca tradicional identificada con la especulación y la discriminación social. Esa diferencia de las entidades de propiedad social se basa en los valores que las proyectan, que su funcionamiento se sustenta en la democracia interna y que su fin último no es la ganancia sino los beneficios a los socios.



La aparición de una emergencia sanitaria desafió de manera profunda para que esa diferencia se hiciera acción responsable al dar nuevas soluciones a los socios y la comunidad. Sin embargo, hacer realidad el concepto de ‘finanzas responsables’ es un deber que no se limita a una circunstancia especial como una pandemia. Hay muchos aspectos en los que se hace material esa diferencia cooperativa, pero el mayor impacto para el socio se da en tres aspectos: la política de precios, el destino de los excedentes (de las ‘ganancias’ de la empresa) y el respeto al socio en el diseño de cada servicio.


En 2021 los socios de FUCAC ahorraron 1.182 millones de pesos en intereses y cargos al operar con FUCAC y no con financieras o bancos privados. Ahorro que es consecuencia de las políticas activas de precios responsables que mantiene la cooperativa en cada uno de sus productos. Este menor gasto en servicios financieros, representa un valor igual a 790 mil días de trabajo de la población.


Uruguay es un mercado de crédito caro si lo comparamos con otros de América Latina: las tasas de interés de préstamos de financieras y el financiamiento de tarjeta de crédito promedian el 90-91% anual. A esto se suman costos anuales de tarjeta de crédito de unos $ 3.000 en promedio. Ese menor gasto de familias y microempresas por utilizar un servicio de FUCAC es superior a los 1.106 millones en los préstamos y 76 millones en intereses y cargos de tarjeta de crédito.


Por su parte, mientras las entidades financieras privadas en Uruguay han tenido un proceso de extranjerización y concentración creciente, y las ganancias que se generan terminan en el exterior, los excedentes en FUCAC tienen su destino a la capitalización de la cooperativa y al ahorro de sus socios.


Los servicios de las cooperativas se diseñan para atender a los usuarios como verdaderos dueños de la entidad, que con su voto y su opinión influyen en las decisiones de la entidad; por eso cada proceso se diseña con base en la inclusión, el respeto y la transparencia de la información. A diferencia de esto hay competidores en el mercado que siguen utilizando prácticas que pueden resultar discriminadoras, ofensivas y/o poco claras a los usuarios.

Comentários


bottom of page