top of page

Crema de maní, ¿por qué se ha puesto de moda?

La crema de maní es un alimento de origen vegetal que se obtiene triturando maní hasta lograr una pasta. Su textura es similar a la manteca, de ahí que se la conozca también como manteca de maní, aunque no contiene este ingrediente. Es la propia grasa del maní que hace que se forme dicha pasta mantecosa durante su elaboración.



Este alimento, muy popular en Estados Unidos, ha cobrado fama en Latinoamérica y en nuestro país, especialmente buscado por deportistas y vegetarianos, debido a su alto aporte de proteínas (25 a 30% de su peso). Una cucharada de crema de maní natural tiene aproximadamente 4 gramos de proteína.

 

Pero además la crema de maní es rica en grasas saludables (50%), minerales como fósforo, potasio, magnesio y zinc, vitaminas como folato y B6 y B3, y fibra.

 

Una porción normal de una cucharada de crema de maní tiene 60 calorías. Aunque no es demasiado, se sugiere el consumo moderado y esporádico para reducir el riesgo de sobrepeso, ya que generalmente se la consume junto con otros alimentos densos en energía como panificados. Sin embargo, en personas con altos requerimientos energéticos como deportistas, o niños y adolescentes en etapa de crecimiento, es una gran aliada ya que proporciona un buen aporte de energía y proteínas.

 

La mejor crema de maní es la natural, es decir, aquella cuyo único ingrediente sea el maní, sin agregado de sal, azúcar, miel, ni aditivos. Se puede hacer casera procesando el maní.

 

En su versión natural, puede ser consumida desde los 6 meses de edad, de hecho, es una forma segura de comer el maní hasta los 5 años para evitar el riesgo de atragantamiento.

 

Por supuesto que no se recomienda en personas con alergia a los frutos secos, y en concreto al maní, ya que consumirla puede tener graves consecuencias.

 

Te dejo a continuación una receta fácil y nutritiva con crema de maní.

 

Tortitas de avena con crema de maní y banana.

Para 1 porción:

  • Mezclar en la licuadora o mixer 3 cucharadas de harina de avena, 2 cucharadas de leche y 2 claras de huevo y una pizca de sal (opcional).

  • Verter la mezcla de a cucharadas en la sartén y cocinar de ambos lados.

  • Servir untadas con crema de maní y rodajas de banana por encima.

  • Si se desea, espolvorear con canela.

 

Lic. Nutrición Elizabeth Barcia

Commenti


bottom of page