top of page

Tips para viandas saludables (II)

En el artículo anterior comenzamos a ver consejos para armar viandas saludables en cuanto a la elección del recipiente, y alimentos a incluir para preparaciones balanceadas (Puedes leerlo aquí). Pero eso no es todo lo que debemos tener en cuenta, hay otros aspectos igual de importantes a considerar.



1. Incluí comida fácil de transportar y comer

Pueden existir diferentes realidades y comodidades a la hora de comer en el trabajo. Llevar las preparaciones subdivididas, como ser, el pollo ya cortado, la mandarina pelada, facilitará la ingesta. Si se necesita comer sin cubiertos, lavarse bien las manos antes y procurar que las preparaciones igualmente contengan verduras, por ejemplo, en rellenos de tartas, empanadas o sándwiches.


2. Controla la seguridad microbiológica

Lo que es alimento para nosotros, también lo es para las bacterias y otros microorganismos. Para viandas seguras debes seguir estos pasos:

I) Limpiar – partir de materias primas de buena calidad (alimentos sanos y frescos, agua potable), lavar y desinfectar frutas y verduras, las superficies y equipos luego de cocinar. Lavar las manos antes y después de cocinar, o incluso durante, por ejemplo, si se va al baño o se cambia de actividad. Proteger los alimentos de insectos y mascotas. Realizar una buena higiene del recipiente de la vianda.

II) Separar – evitar la contaminación cruzada entre alimentos vegetales y animales, crudos y cocidos, por ejemplo al utilizar tablas y cuchillos, y guardar tapado en la heladera.

III) Cocinar – cocinar bien a más de 70ºC, especialmente las carnes, hervir sopas y guisos. Recalentar completamente la comida cocinada, prestar especial atención al microondas que caliente parejo.

IV) Enfriar – enfriar en menos de 2 hs los alimentos cocinados, para luego refrigerar, cuanto antes se pueda. Respetar la cadena de frío y la vida útil del alimento en la heladera. Descongelar alimentos dentro de la heladera o directo al medio de cocción.


También es importante conservar la cadena de frío al transportar la vianda, para esto pueden usarse luncheras térmicas o bolsas de gel refrigerante y guardar en la heladera al llegar al trabajo.



3. Deja algunos alimentos en casa

No incluyas alimentos que son más fáciles que se alteren con el calor como salsas a base de leche, mayonesas u otras salsas caseras (con lácteos, huevos, alta humedad), sushi del día anterior. Tampoco alimentos que pierdan su textura o sabor, como churrascos o fideos que se resecan al recalentar.


Planificar y organizarte las viandas de la semana te permitirá ganar en salud y bienestar, ahorrar tiempo y dinero. ¿Qué estás esperando?


Lic. en Nutrición Elizabeth Barcia

Comments


bottom of page